ENTREVISTA THE REFRESCOS
 
P. En la primera mitad de los 80 ya estaban llegando a nuestro país las embestidas de grupos británicos de ska como Madness, The Selecter, The Specials o The Beat; sin embargo, ¿cómo dirías que se encontraba la escena skatalítica nacional por aquel entonces?

En 1981 yo estaba en Vigo tocando ska con mi primer grupo, Vacuna Antibritánica,. Pepe Soaje, el bateria, tenía discos de The Specials, Selecters, Madness, Elvis Costello, The Clash… No era sencillo conseguirlos. En el 82 viajé a Londres por primera vez: Madness estaba en el número 4 del Top Ten con Driving my car y Bad Manner en el 9 con My girl Lollipop. En España el Salta de Tequila es de 1981, el Comerranas de Seguridad Social de 1984, también Kortatu y la Polla Records usaban esos ritmos… A Jesus Ordovas en su Esto no es Hawaii de Radio 3 le escuchaba yo con mi pequeña radio de pilas pegada a la oreja cada noche ya en cama. Entonces no había internet y no era fácil escuchar esos ritmos ni hacerse oir.

P. ¿De qué proyectos musicales salías cuando decidiste que The Refrescos podía ser una realidad a materializar? Además del ska, ¿qué música os subyugaba en vuestros comienzos?

Era otra época, otro mundo: más que proyectar, absorbías. Todo era nuevo. Las cosas se hacían para disfrutar y divertirte.
Nos gustaba mucho el ska, el regue, Toy Dolls, Gruppo Sportivo, Jam, Police, Dead Kennedys, Rezillos, Dread Zeppelin. Rafaela Carrá, V40…

P. Describe el pistoletazo de salida de The Refrescos, ¿cómo os pillo? ¿Fue el camino que deseabais tomar o resultó todo excesivamente rápido? Me refiero a vuestra aparición en Diario Pop, el éxito del single “Aquí No Hay Playa”, etcétera.

Nosotros estábamos a la nuestro, a tocar y pasarlo bien, que estábamos en la edad. Nos veían y empezaban a hablar de nosotros. Un cúmulo de coincidencias y empezamos a sonar por la radio que, entonces, tenía mucho poder. Todo ocurrió muy rápido y se nos fue de las manos.

P. Se pueden considerar vuestros tres años dorados, en cuanto a LPs se refiere, el periodo que va del 89 al 91, la etapa en la que se publican The Refrescos, Kings Of Chunda Chunda y Simpatía Por El Débil. En esta triada se descubre toda la esencia y la versatilidad de la banda. Aquellos álbumes los editó Polygram, ¿firmasteis desde un primer momento un contrato por tres vinilos o la extensión del contrato llegó tras la venta del álbum homónimo? ¿Cómo os trató la citada discográfica? ¿Fue sencillo trabajar con el equipo de Polygram?

Supongo que así podría ser. Suelo mirar hacia adelante y siempre creo que lo mejor está por llegar, así que cuando ocurre no le hago mucho caso empeñado en mirar al futuro.
Nuestro primer contrato discográfico incluía esos tres discos.
La relación con la compañía tuvo sus buenos momentos pero hubo que llegar a la ruptura cuando fue evidente que nuestros objetivos eran muy distintos. El equipo de Polygram estaba repleto de grandes profesionales. Era un placer trabajar con ellos.
 
P. ¿Por qué se disuelve la formación clásica de The Refrescos? ¿Qué te lleva a seguir tirando del proyecto cuando únicamente quedabas tú de aquellas filas que grabasen los primeros tres discos?

Rolling Stones han conseguido perdurar casi inmutables década tras década porque tienen la fórmula secreta, como la cocacola. El resto de los mortales, con menos entidad, necesitamos probar caminos antagónicos y luego volver a retomar senderos a medio andar para llevarlos un poco más lejos cada vez.

P. El trabajo ¿A Qué Piso Va? llega en un año difícil, en un 1996 en el que la música estaba sufriendo muchos cambios.

Alfredo Garrido, nuestro productor y descubridor discográfico, me animó a grabarlo. En ese entonces estaba en otros dos proyectos musicales PataPata con Nacho Mastretta y Capitán Bromuro con Alvaro Galera. Eché mano de ambas formaciones para montar las nuevas canciones.
¿Cómo describirías este LP?
Como el 4º

P. ¿Fue la Xunta de Galicia la que os escogió para aparecer en aquel disco titulado Xacobeo 99 junto a Astarot? De dónde sale esta iniciativa.

De nuevo Alfredo Garrido me llama para esa aventura gallega. Supongo que la Xunta daría su visto bueno. Lo desconozco.

P. Haciendo versiones siempre habéis dado ese plus de originalidad que es el transformar las letras originales creando nuevos textos; es el caso, por ejemplo, del clásico “Poison Ivy” de The Coasters o ese “Dougy Giro” de los Toy Dolls. ¿De dónde se partía para abordar cada canción y qué os hacía relacionarlas con las temáticas finales que darían cuerpo a “Poltergeist” y “Superman III”?

Supongo que partiríamos de la similitud fonética o de una broma de borrachera. Lo cierto es que ni me acuerdo, así que me inclino por lo segundo.

P. Si no recuerdo mal, durante un tiempo presentaste un programa de vídeos musicales en la televisión. No estoy seguro de si pertenecía a Los 40 Principales o a alguna propuesta así

En Los 40 de Canal +. Antes había pasado por TVE1. Mas tarde también trabajé en Disney Channel.

¿Qué hiciste tras el parón definitivo de The Refrescos?

Volví al periodismo, fui profesor, estudié interpretación, continué tocando con otros músicos, hice radio, televisión, teatro, viajé y, sobre todo, me reí. Lo normal.

P. ¿Cuándo nacen The Gambas y cuándo decides regresar al nombre de The Refrescos?

Conocí a Ivan Guevo trabajando en la producción del directo de Melendi. Nos hicimos buenos amigos y montamos The Gambas en 2008. En un principio una banda de nueve miembros!!!, casi una big band. Una banda viva donde los músicos transitaban continuamente. En 2009 grabamos nuestro álbum “Alegría Social”. Tocamos dentro y fuera de estas fronteras y grabamos varios videos. Entonces comenzamos a trabajar con el grupo The Locos y The Gambas dejó de tocar tan a menudo.
El tiempo pasó.
Un día puse el disco y me di cuenta de que sonaban bastante a The Refrescos.

P. ¿Ambos proyectos seguirán funcionando al mismo tiempo o The Refrescos es la única opción para este 2014?

En 2014 The Refrescos sacamos el nuevo álbum que acabamos de grabar. “Sal y sol” es su nombre. Nuestro disco más alegre y divertido ideado para disfrutar bailando en los buenos momentos. Así que quizá estemos más volcados en este asunto.
Pero ante todo somos un servicio público: si tu quieres a The Gambas, llama a TeleGambas y allí irán al rescate.
The Gambas, The Refrescos y para lugares reducidos también REFRES&CO.
El caso es compartir alegría y ritmo.

P. Nada más, muchísimas gracias por tu tiempo, Bernardo. Un saludo.

Siempre es un placer.

Renacer Eléctrico Music Magazine